3. Sarna contra el mes de enero

Hay momentos y momentos, igual que hay meses más chungos que otros. Eso es, señoras y señores, el mes de enero ha vuelto de nuevo para llevarse por delante más de un despropósito acabado de sacar del horno. Una dieta, una cuenta bancaria, tu cuota del gimnasio, da igual, que el puto primer mes ya se lo ha cargado sin miramientos. Quieres aprender a hacer macramé, estupendo. Te gustaría empezar una colección de tapones bic mordidos, genial. Pero no esperes al madito día 1 de enero, porque de ser esa tu motivación, mal vamos. Llamadme aguafiestas, pero tengo la convicción de que si de verdad te apasiona hacer algo, no lo condenes al cementerio de propósitos de año nuevo. Cuando llegue el momento en que te pique el impulso de empezar, ráscate y ponte manos a la obra, aunque sea en pleno verano, durante un puente o acueducto, o hasta en los días que bastante tienes ya con lo tuyo. No lo dejes pasar si es el momento, porque puede que la sarna no vuelva.

Anuncis

2 thoughts on “3. Sarna contra el mes de enero

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s